Las hormigas son unas de las plagas más frecuentes en las casas, a las que llegan en busca de alimento y se instalan de forma silenciosa. Como empresa de control de plagas, sabemos lo molestas que son las invasiones de estos insectos, ya que aparecen por todos lados, siendo sus colonias muy numerosas, organizadas y difíciles de eliminar.

Sus plagas suelen proliferar con la llegada del buen tiempo, en los meses más cálidos, en los que los dos tipos más propensos a aparecer son las hormigas carpinteras y las hormigas domésticas. Cuando se destruye su hábitat natural, las hormigas buscan fuentes alternativas de alimentos, que es lo que las lleva a los interiores.

Antes de pasar a los mejores métodos para deshacernos de las colonias de hormigas, vamos a ver cuáles son las medidas que ponemos tomar de forma preventiva para evitar, en la medida de lo posible, la proliferación de sus plagas.

Consejos para prevenir su aparición

El primer y más importante consejo es mantener el mayor nivel de limpieza, higiene y orden posible. Las hormigas se ven atraídas por los restos de comida, por pequeños que sean, así como por superficies y utensilios que hayan estado en contacto con alimentos y hayan sido impregnados por su olor. También, será importante cerrar perfectamente todos los botes y recipientes de comida que almacenemos, debiendo permanecer totalmente limpios en su exterior, para evitar que las hormigas se sientan atraídas por éstos y accedan a su interior.

Un segundo consejo que proponemos es sellar todos los huecos, agujeros y grietas que puedan servir de acceso para las hormigas al interior de la vivienda. Aquí, nos referimos especialmente a aquellos que se encuentran en las paredes, las juntas y los marcos de puertas y ventanas. Para ello, podemos utilizar materiales como silicona, yeso o pastas reparadoras.

Métodos naturales para eliminar las plagas de hormigas

Si cuando estás leyendo esto es demasiado tarde para tomar medidas de prevención, o si aún habiéndolas tomado las hormigas se han instalado en el interior de tu vivienda, vamos a recomendarte algunos métodos naturales y caseros a los que puedes recurrir para ahuyentarlas.

Vinagre blanco. Las hormigas no pueden soportar su olor. Prepara una solución de cantidades iguales de agua y vinagre blanco. Agrega unas gotas de aceite esencial y agite bien. Almacena esta mezcla y espolvoréala en las zonas donde hayas detectado su presencia y en los puntos por donde entran las hormigas una vez al día.

Zumo de limón. Exprime un limón y rocíalo o coloca sus cáscaras en los lugares de paso y de acceso de las hormigas. También puedes añadir zumo de limón al agua cuando laves el suelo. Al parecer, a las hormigas les repele el olor de los cítricos, por lo que el limón las mantendrá alejadas al mismo tiempo que deja un aroma agradable para nosotros.

Bicarbonato y azúcar. Vierte en un recipiente estos dos ingredientes a partes iguales y mézclalos bien. Luego, espárcelo por las zonas de paseo y de acceso de las hormigas en la vivienda. Esta mezcla resulta tóxica y nociva para las hormigas, por lo que es un efectivo repelente que las mantendrá alejadas.

Hemos elegido estos tres remedios caseros al ser los que se elaboran con ingredientes comúnmente presentes en la mayoría de hogares, al mismo tiempo que han demostrado su efectividad como repelentes. Además de estos, existen otros muchos remedios caseros, así como productos químicos repelentes que pueden adquirirse en droguerías y supermercados. La mayoría de estos métodos ofrecen una buena efectividad a la hora de repeler a las hormigas o eliminar a un número de individuos de la colonia. Sin embargo, si el objetivo es acabar con la plaga, recomendamos recurrir a un servicio profesional de control de plagas, ya que es el único método de todos que, mediante la detección y eliminación de la colonia por técnicos especializados, garantiza la erradicación total de la plaga.

Call Now ButtonLLAMAR 610 142 142