Empresa de desratización

El objetivo principal de cualquier desratización se puede expresar como: mantener la población de roedores dentro del umbral de tolerancia según el área de que se trate. Esta definición, no nos dice nada sino identificamos cuál es ese “umbral de tolerancia”, lo que resulta difícil de estandarizar, ya que dependerá de las condiciones ambientales y estructurales de la zona objeto de actuación. Si nos centramos en las condiciones que existen mayoritariamente en nuestro entorno, “un umbral de tolerancia”, sería mantener “controlada” la población de roedores, es decir:

  • Que no se advierta presencia en la vía pública, en zonas privadas, en las industrias… y no tengan implicaciones sanitarias o ambientales.
  • Que no produzcan desperfectos ni pérdidas económicas.

Desratización: protocolo

En cualquier proceso de desratización se deben tomar ciertas medidas, de las cuales dependerá la viabilidad del mismo:

Inspección previa

Como empresa de estarización sabemos que la inspección es un paso previo muy importante, debe ser realizada de forma metódica, efectiva y contando siempre con la colaboración del cliente, lo que nos servirá para obtener la máxima información sobre las instalaciones. La inspección nos permitirá clasificar el grado de infestación:

Cuando decimos que una infestación es baja, no existen indicios de actividad de roedores, no se visualizan ejemplares y solo esporádicamente se observan ruidos, roeduras, daños de algún tipo, huellas o excrementos.

Definimos como infestación media aquella en que se observan señales evidentes de infestación, marcas o roeduras, excrementos frescos, señales de actividad nocturna y alguna visualización ocasional.

Una infestación es alta cuando el número de roedores es tan elevado que se visualizan ejemplares incluso de día, no es necesario añadir que en estos casos los desperfectos son cuantiosos.

empresa de estarizacion

Diagnosis

Una buena inspección nos llevará hacia una diagnosis adecuada para el posterior diseño del control de plagas que debemos realizar.

1- Determinación de la especie

Las tres especies de roedores más problemáticos en nuestro entorno son:

  • El ratón casero o común (Mus musculus)
  • La rata gris o de alcantarilla (Rattus norvergicus)
  • La rata negra (Rattus rattus)

2- Determinar el grado de infestación que se hará en función de la estimación poblacional de roedores y del tipo de instalaciones

Medidas de control

Una vez identificada y cuantificada el tipo de plaga se procede a la elección del modo de actuación, aplicando medidas pasivas, físicas, químicas o biológicas, que dependerá en gran medida de la zona a tratar:

empresa de estarizacion
  • Medidas de desratización pasivas.

Consistentes en la creación de barreras físicas para impedir que los roedores penetren, vivan y se reproduzcan en un espacio determinado.

  • Medidas de desratización físicas.

Sería la utilización de mecanismos físicos de captura, como trampas de adherencia, las cuales deberán utilizarse allí donde la utilización de productos químicos sea desaconsejable.

  • Medidas químicas.

Como empresa de desratización con más de 40 años de experiencia sabemos que no se trata de eliminar un cierto número de roedores en un tiempo determinado, sino de mantener durante todo el periodo que se garantice el tratamiento, las instalaciones con niveles mínimos constantes de la no-presencia, es decir, dentro del umbral de tolerancia.

Primera fase (CHOQUE): su objetivo es la eliminación rápida de cualquier foco de infestación. Segunda fase (MANTENIMIENTO): visitas periódicas para mantener el control.

Los productos empleados en la lucha química contra roedores, son los llamados RODENTICIDAS. En la actualidad se emplean rodenticidas de dosis múltiples. Son anticoagulantes orales cuyos efectos se dejan sentir tiempo después de haber consumido el cebo y tras varias ingestas, esto disminuye el peligro para humanos y animales domésticos y es más efectivo de cara a los roedores, que mueren por hemorragias internas generalmente en sus madrigueras.

Empresa de desratización

 

En Pineda Servicios Integrados empleamos dos familias de materias activas, ambas anticoagulantes, son los derivados de la cumarina (difenacoum, bromadiolona) y los derivados de la indandiolona (difacinona, clorofacinona).

-DIFENACOUM: materia activa indicada para el tratamiento de ratones
-BROMADIOLONA: materia activa indicada para el tratamiento de ratas
-BRODIFACUM: materia activa de dosis letal más baja que las anteriores, lo que significa que una sola ingesta puede producir la muerte del roedor.

Además se crearán “perímetros y cinturones de protección” mediante la colocación estratégica de los portacebos, para impedir reinvasiones exteriores. Igualmente se protegerán aquellos lugares de alto riesgo, como cuadros eléctricos, transformación, telefonía,… protegiendo los circuitos de cables mediante productos más enérgicos de extrema capacidad letal y repelente.

Descripción del proceso de desratización

Para la realización de la desratización se utilizarán trampas, cebos, y bloques parafinados.

  • Las trampas tienen dos posibles finalidades, efectuar controles de población o eliminar ejemplares aislados de roedores.
  • Los cebos en los que el producto rodenticida está disperso en una masa alimenticia que sea del agrado de los roedores. Puede ser grano o cualquier otro tipo de alimento.
  • Los bloques parafinados: la materia activa se encuentra disuelta en el interior de una estructura sólida no soluble en agua y en forma de bloque sólido muy atractivos para los roedores.
empresa de estarizacion
Call Now ButtonLLAMAR 610 142 142