Tratamiento legionella

Protege tu salud y la de tu entorno con nuestros servicios de tratamiento de legionella

La legionella es una bacteria peligrosa para la salud pública que aparece en lugares con agua estancada y que puede producir en las personas la enfermedad de la legionelosis, causando en ellas una grave neumonía o bien, la llamada fiebre de Pontiac.

En Pineda Servicios Integrados contamos con una experiencia consolidada en el tratamiento de legionella y con profesionales cualificados para su prevención y control.

Como en todos nuestros servicios, ofrecemos un servicio personalizado y adaptado a las necesidades del negocio de cada cliente. Para ello, en primer lugar, realizamos un estudio detallado de cada caso y, a partir de él, diseñamos un plan a medida para el tratamiento de la legionella que garantice la máxima eficacia en su prevención y control, cumpliendo siempre con la normativa del Real Decreto 865/2003.

tratamiento legionella

Tratamiento anti legionella

Hay entornos que pueden reunir condiciones ambientales que favorecen la aparición de la legionella. Los factores que más contribuyen a ello son el agua estancada y una temperatura entre los 20ºC y 45ºC (especialmente en el intervalo entre 35ºC y 37ºC).

En Pineda Servicios Integrados somos especialistas en tratamiento de legionella de sistemas e instalaciones que son frecuentemente potenciales focos de aparición de esta bacteria. En el Real Decreto 865/2003 se enumeran y clasifican las instalaciones más susceptibles de convertirse en focos de propagación de legionelosis:

Instalaciones con mayor probabilidad de proliferación y dispersión de legionella:

  • Torres de refrigeración y condensadores evaporativos.
  • Sistemas de agua caliente sanitaria con acumulador y circuito de retorno.
  • Sistemas de agua climatizada con agitación constante y recirculación; como spas, jacuzzis, piscinas, bañeras de hidromasaje, etc.)
  • Centrales humidificadoras industriales.

Instalaciones con menor probabilidad de proliferación y dispersión de legionella:

  • Sistemas de instalación interior de agua fría de consumo humano (tuberías, depósitos, aljibes), cisternas o depósitos móviles y agua caliente sanitaria sin circuito de retorno.
  • Equipos de enfriamiento evaporativo que pulvericen agua.
  • Humectadores.
  • Fuentes ornamentales.
  • Sistemas de riego por aspersión.
  • Sistemas de agua contra incendios.
  • Elementos de refrigeración por aerosolización.
  • Otros dispositivos que acumulen agua y puedan producir aerosoles.

Contar con servicios especializados de tratamiento de legionella se hace imprescindible para los titulares de las instalaciones descritas ya que, según el real decreto mencionado, son los responsables del cumplimiento de las medidas de prevención y mantenimiento dispuestas en el mismo.

tratamiento legionella

Tratamiento para legionella

Nuestros servicios de tratamiento de legionella abarcan tanto acciones de prevención y control, que tienen la finalidad de evitar la aparición de la bacteria, como acciones de erradicación mediante limpieza y desinfección, si se ha detectado una proliferación de legionella.

Tras un estudio previo, diseñamos un plan que se ajuste a las características de las instalaciones y las condiciones del agua que se encuentra en ellas. Llevamos a cabo acciones de prevención a través de tratamientos químicos y físicos:

  • Mediante un control de calidad del agua que nos permita monitorizar su limpieza microbiológica. Nos hacemos cargo de la gestión de la recogida de muestras de agua para su análisis en laboratorios homologados.
  • Control y regulación de la temperatura del agua.
  • Limpieza y desinfección de las instalaciones en las que se encuentra el agua.
  • Reducir la aerosolización del agua, puesto que es uno de los principales escenarios en los que la bacteria de la legionella entra en contacto con las personas.
tratamiento legionella

Mantenimiento en torres de refrigeración

Son instalaciones que tienen como objetivo la refrigeración de agua y otros líquidos que se encuentran a temperaturas muy elevadas. Habitualmente pueden encontrarse, entre otros lugares, en hospitales, parques industriales, edificios de oficinas, plantas energéticas y petroquímicas. El Real Decreto 865/2003, sobre el tratamiento de legionella, establece que los titulares de estas instalaciones y las empresas encargadas de su instalación tienen la obligación de notificar a la administración sanitaria su número y características técnicas en un plazo de un mes tras su puesta en funcionamiento.

Algunas recomendaciones para su correcto mantenimiento y prevención contra la legionella son:

  • Llevar a cabo revisiones y programas de mantenimiento de forma periódica.
  • Realizar mejoras estructurales de las instalaciones cuando sea necesario para la prevención de la legionella.
  • Hacer periódicamente controles microbiológicos y físico-químicos de la calidad del agua.
  • Llevar a cabo trabajos de limpieza y desinfección al menos dos veces al año, así como en las ocasiones en la que las instalaciones entren en parada.

Mantenimiento en sistemas de agua fría y caliente sanitaria

Como parte de su mantenimiento, las medidas recomendadas en la prevención de la legionella en estos sistemas serán aquellas dispuestas para las instalaciones con mayor riesgo de proliferación:

  • Llevar a cabo un estudio y elaborar un plano detallado de la instalación, destacando puntos o zonas críticas.
  • Realizar revisiones para comprobar el correcto funcionamiento.
  • Elaborar e implementar un programa de tratamiento del agua para asegurar su calidad.
  • Elaborar e implementar un programa de limpieza y desinfección.
  • Llevar un registro de mantenimiento de la instalación.

Prevención de la legionella en spas y jacuzzis

Los spas y jacuzzis son elementos que, sin un correcto mantenimiento, pueden reunir muchas condiciones que favorecen la proliferación de la legionella, por lo que para que en ellos tenga lugar una experiencia agradable y segura habrá que adoptar las medidas preventivas correspondientes:

  • Realizar, al menos una vez al año, una revisión, limpieza y desinfección de las instalaciones.
  • Comprobar y favorecer una adecuada circulación del agua.
  • Asegurar que no existen fugas y que hay una correcta estanqueidad del agua.
  • Cuando sea posible, evitar materiales propensos a la aparición en ellos de bacterias y hongos en ambientes húmedos.
tratamiento legionella
Call Now ButtonLLAMAR 610 142 142