La polilla es uno de los insectos cuyas plagas pueden causar más molestias dentro de casa. Su ciclo vital, al igual que el de otras especies similares, consta de cuatro fases: huevo, larva, capullo y polilla.

Los efectos más notables de una plaga de polillas se dejan notar cuando se encuentran en su fase de larva, ya que atacan a la ropa de nuestros armarios y vestidores, causando en ella daños irreparables.

Como es habitual, la forma más efectiva de deshacerse de las polillas será mediante un servicio profesional de control de plagas. Sin embargo, hay una serie de prácticas y métodos que, si la infestación no es excesivamente grave, pueden ser de ayuda para eliminarla y evitar futuras apariciones de la misma.

Pasos para eliminar las polillas de la ropa

Paso 1. En primer lugar, desecha toda la ropa que haya sufrido el ataque de las polillas o se encuentre infestada, ya que los daños serán irreparables y conservarla en el armario puede poner en riesgo al resto de la ropa. A continuación, limpia y aspira a fondo todo el armario y los cajones.

Paso 2. Mantén la habitación con la menor cantidad polvo y nivel de humedad posible, ya que estos elementos favorecen la proliferación y presencia de las polillas. Una vez hayas acabado, tira la bolsa de la aspiradora a la basura (en la calle) tan pronto como sea posible.

Paso 3. Lava la ropa con un programa de lavado que use agua caliente. De esta forma, eliminarás los huevos, larvas y polillas que puedan quedar en ella.

Paso 4. Evita que las polillas vuelvan a proliferar empleando alguno de los métodos que te describimos en el siguiente apartado.

Métodos para prevenir la proliferación de polillas

Naftalina

Las bolas de naftalina son un método efectivo que garantiza siempre buenos resultados, logrando ahuyentar a las polillas del armario. Normalmente, pueden colocarse en las esquinas, entre la ropa o colgadas de las perchas. La parte negativa de esta opción es el fuerte olor que desprenden y su toxicidad, por lo que deben mantenerse fuera del alcance de niños y mascotas.

Aceite de cedro

Las pastillas de cedro tienen un funcionamiento similar al de las bolas de naftalina, sin el inconveniente de la toxicidad de éstas. Asimismo, si lo prefieres, también puedes optar por colocar trozos de corteza de cedro entre la ropa.

Piel de limón y naranja

Un remedio muy natural que puedes probar también es introducir piel de limón o naranja en bolsas de telas y colocarlas dentro de los armarios y cajones. De esta manera, además de mantener las polillas alejadas, conseguirás perfumar tu vestidor.

Siguiendo estos consejos, en buena parte de los casos, lograrás librarte de la presencia de este molesto insecto. Aunque en los casos en los que la infestación sea grave, la opción 100% efectiva será recurrir a una empresa de control de plagas.

Y recuerda, la mejor forma de mantener las polillas a raya es mantener tu ropa limpia, el armario sin polvo y la habitación con un bajo nivel de humedad.

Call Now ButtonLLAMAR 610 142 142