Es posible que tengas un balcón, una terraza o un patio con plantas bien cuidadas que has convertido en un rincón especial que da vida y alegría a tu casa. 

Con la llegada del mejor clima del final del invierno y el comienzo de la primavera, es habitual que reciban la visita de diversas especies que gustan de instalarse en estos espacios verdes. Algunos de ellos, son totalmente inofensivos tanto para las plantas como para las personas que conviven en el hogar.

Sin embargo, también pueden proliferar plagas dañinas, como es el caso del pulgón, las orugas, los ácaros, las hormigas o los caracoles.

Una primera opción, perfectamente válida y efectiva, será adquirir un producto insecticida especializado en la plaga en cuestión, que casi siempre garantizará buenos resultados. 

Aunque también puede ser que prefieras una alternativa que no ponga en peligro al resto de visitantes inofensivos, como las mariposas, las salamanquesas o mariquitas; y sin riesgos de contaminar a objetos, alimentos, mascotas o niños.

Para ello, vamos a comentar algunas alternativas basadas en remedios naturales elaborados con productos orgánicos y no tóxicos, que llevan empleándose por agricultores desde antes de que existiesen los pesticidas químicos.

Remedios naturales para eliminar plagas en las plantas

Aceite de naranja: contra hormigas y cucarachas

Haz una mezcla de 30 ml de aceite de naranja, tres cucharadas de jabón líquido orgánico y 4 litros de agua. Luego, viértela en un envase con pulverizador y rocía las plantas con la mezcla.

Ajo: contra el pulgón y otros insectos

Mete en la licuadora una cabeza de ajo, varios clavos de olor, añade dos vasos de agua y tritúralo hasta que quede perfectamente mezclado. Tras dejar reposar la mezcla durante un día, añade 3 litros de agua más y aplícala pulverizándola directamente sobre las plantas.

Aceite vegetal: contra pulgones, cochinillas, ácaros y orugas

Mezcla dos tazas de aceite vegetal y una de jabón líquido. Luego remueve la mezcla hasta que adquiera un color blanco y dilúyela en agua. Aplícala pulverizada a primera hora de la mañana o al final de la tarde, evitando las horas de más calor.

Cáscara de huevo: contra caracoles y orugas

Tritura las cáscaras y espolvoréalas en la tierra que hay en la base de las plantas. Además de repeler a los caracoles y las orugas, actuará como fertilizante natural.

Lavanda: contra las hormigas

Prepara una infusión con 300 gramos de hojas de lavanda y 1 litro de agua. Una vez se haya enfriado, viértela en un envase y pulverízala directamente sobre las plantas.

Tabaco natural: contra la araña roja

Prepara una mezcla homogénea con 60 gramos de tabaco natural, 1 litro de agua y 10 gramos de jabón. Luego, aplícala una vez a la semana durante un par de meses.

Agua de cebolla: contra la mosca blanca

Durante cuatro días, deja una cebolla macerando en 1 litro de agua y pulveriza la mezcla dos veces al día.

Jabón en gel: contra las cochinillas

Diluye unos 40 mililitros de jabón en un litro de agua y mézclalo sin llegar a formar espuma. Vierte la mezcla en un envase con pulverizador y rocía con ella las hojas de la planta. Espera 10 minutos y lávalas con agua para que las cochinillas resbalen hasta irse del tiesto.

Existen decenas de remedios para eliminar plagas caseras. Si prefieres una de estas alternativas naturales, llévala a la práctica y con suerte podrás deshacerte de ella.

En el caso de que, pasados unos días, no obtengas los resultados que deseas, como empresa de control de plagas te recomendamos consultar a un especialista y adquirir un insecticida específico y seguro para acabar con la plaga en cuestión.

Pineda empresaLLAMAR 610 142 142