En verano, el buen clima y el mayor tiempo libre disponible nos invita a aprovechar para hacer más planes y actividades al aire libre. Sin embargo, no somos los únicos que aprovechamos este buen tiempo que tenemos en verano. Las avispas aprovechan las condiciones favorables del clima veraniego para proliferar en estos espacios exteriores que muchas veces nos vemos obligados a compartir con ellas como jardines, patios, terrazas o piscinas. Como empresa de control de plagas sabemos que la presencia de grandes poblaciones de avispas puede ser molesta y llegar a fastidiarnos nuestros planes al aire libre.

Además, es lógico que además de incomodidad, la presencia de avispas llegue a infundir miedo de forma justificada. La picadura de estos insectos es especialmente molesta y dolorosa, pudiendo llegar a conllevar serios problemas para la salud en aquellas personas que presenten reacciones alérgicas. Por estos motivos es muy conveniente conocer métodos para mantenerlas alejadas y nos permitan estar en estos espacios exteriores sin tener que preocuparnos por sufrir picaduras de avispas.

Consejos para mantener las avispas alejadas

En primer lugar, es importante evitar aquellos elementos que llaman la atención y atraen a las avispas. Como otros insectos, las avispas se ven atraídas por restos de comida. Por este motivo, debemos evitar dejarlos en espacios exteriores y, si tenemos un jardín con contenedores de basuras, debemos procurar que las bolsas sean herméticas para que el olor no las atraiga y que los cubos estén en un lugar lo más alejado posible.

Otros elementos a evitar son la ropa y los objetos de colores llamativos y brillantes, así como ambientadores o perfumes con olores dulces. Sin embargo, hay otros olores que las avispas no soportan y que sí es recomendable tenerlos presentes para repelerlas.

Estos olores los encontramos en plantas como la albahaca, la lavanda, el jazmín o el laurel. Así que, si tenemos la posibilidad, tener estas plantas servirá como un repelente natural. Las avispas tampoco soportan los olores de los cítricos, por lo que también es muy efectivo colocar, en los exteriores, cáscaras de limón o velas aromáticas con este olor. También funciona muy bien como repelente una mezcla de limón, vinagre y agua; que se puede pulverizar por todas las áreas en las que hayas avispas y de las que queramos mantenerlas alejadas.

La luz de las llamas, como la de las velas, también espanta a las avispas y hará que no quieran acercarse a ellas. Cualquier tipo de vela las mantendrá alejadas, pero aquí volvemos a recomendar aquellas con aromas a cítricos, como el limón, ya que el doble efecto de la llama y el olor que desprenden proporciona una alta efectividad. Todos estos remedios, además de otros productos químicos repelentes, permiten mantener a las avispas alejadas y evitar sufrir sus picaduras. Sin embargo, aunque consigamos reducir sus molestias y evitar su presencia en ciertas áreas, la población de avispas permanecerá mientras tengan un avispero. Eliminar una plaga de avispas y destruir su avispero conlleva un alto riesgo, ya que tratarán de defenderse en gran número y de forma agresiva, por lo que lo recomendable para ello es recurrir a los servicios de una empresa profesional de control de plagas. De esta manera, podrás disfrutar con total tranquilidad del buen tiempo y los planes al aire libre sin volver a preocuparte de estos insectos y su molesta picadura.

Call Now ButtonLLAMAR 610 142 142