Las chinches son uno de los insectos cuya presencia en nuestros hogares puede hacerse más molesta e incómoda. A diferencia de otras plagas, la presencia de chinches no implica riesgos de contagio de enfermedades pero, por otro lado, generalmente es sinónimo de picaduras y reacciones alérgicas

Comúnmente llamadas chinches de cama, son insectos pequeños, de alrededor de 4 o 5 milímetros, de color marrón o rojizo. Este nombre se debe a su predilección por ocultarse en los colchones y la ropa de cama. La presencia de chinches es difícil de detectar a simple vista y a menudo no se es consciente de ella hasta que aparecen las primeras picaduras.

Se caracterizan por su gran resistencia y es por ello que la mejor manera de eliminar una plaga de chinches es recurriendo a tratamientos químicos o un servicio de control de plagas. De todas formas, hay algunas prácticas complementarias que podemos llevar a cabo en casa para luchar contra la presencia de este insecto. Así que, a continuación pasamos a comentarlas.

Frío

Las temperaturas muy bajas son un método muy efectivo para matar a las chinches de casa. Esto se consigue manteniéndolas a una temperatura inferior a -17 ºC durante al menos cuatro días.

Sin embargo, al tener que recurrir al congelador para ello y tener un espacio limitado para hacerlo, sólo podemos llevar a cabo este método con mantas, sábanas y demás ropa de capa que podamos doblar y meter dentro del electrodoméstico.

Calor

Dada la gran resistencia de las chinches, para eliminarlas con frío o calor tendremos que recurrir a temperaturas extremas. Por eso, si queremos usar el calor, para matar las chinches debes lavar la ropa de cama con un programa de lavado que use una temperatura de al menos 60 ºC.

Para la desinfección de los colchones, una técnica efectiva es usar una vaporeta o limpiador a vapor. La aplicación de vapor a alta temperatura requiere de cierto tiempo, pero al penetrar éste por los poros y grietas de las costuras no dejará zonas descubiertas y garantizará buenos resultados.

Aspirar

Por último, si disponemos de una aspiradora potente podemos pasarla por todos los rincones de la cama. Es muy importante invertir el tiempo suficiente para dar varias pasadas y no dejar ningún área sin aspirar. Si la aspiradora es lo suficientemente potente, conseguirás aspirar tanto a las chinches como a sus huevos.

Para evitar la proliferación de una plaga de chinches, las prácticas más efectivas son cambiar y lavar con frecuencia las sábanas y ropa de cama, mantener el dormitorio en buenas condiciones de limpieza y estar alerta ante cualquier señal de su presencia.

Tras su detección, actuar de la forma más rápida posible es vital para que la eliminación de la plaga sea más sencilla. Si bien puedes comenzar llevando a cabo los métodos descritos anteriormente para combatir la plaga; nuestra recomendación, ya que es lo que más efectividad y mejores resultados te garantizará, es siempre acudir a un servicio profesional de una empresa de control de plagas.

Call Now ButtonLLAMAR 610 142 142