Con la llegada de la primavera por fin nos despedimos de los abrigos y los días de frío. Esta estación viene acompañada por temperaturas más cálidas y agradables, y por días que son cada vez más largos.

Pero la primavera no llega sola. Por desgracia, no solo los humanos disfrutamos de este clima y nos dejamos ver más.

En primavera, gracias al clima más favorable, se dan las condiciones idóneas para que proliferen plagas de especies que han estado resguardadas durante el invierno y que aprovechan para salir a reproducirse y a buscar nuevos lugares que habitar.

Las temperaturas suaves, el incremento de la humedad relativa y las lluvias esporádicas son los principales factores que contribuyen a ello.

Para llevar a cabo una buena prevención y tomar medidas de control de plagas, es fundamental conocer cuáles son las principales plagas que podemos encontrar en los hogares y jardines durante la primavera.

Plagas más frecuentes en primavera

Cucarachas

Son unas viejas conocidas que se han ganado a pulso su mala fama. ¿Quién no se ha encontrado alguna vez con una cucaracha en su casa?

Las plagas de cucarachas proliferan cuando llegan las temperaturas más cálidas del ecuador de la primavera y, si su población crece y se asienta, puede permanecer en un hogar hasta el final del verano.

Se reproducen muy rápidamente, por lo que es crucial tomar medidas tan pronto como se detecte su presencia. Además, cuando la plaga alcanza un cierto tamaño, puede llegar a comprometer la salud de las personas que habitan en la casa.

Avispas

Su presencia se intensifica a medida que avanza la primavera y se acerca el verano. En ocasiones, construyen sus avisperos en lugares de paso de nuestros jardines o incluso en los techos y ventanas de las viviendas.

Tener una plaga de avispas cerca resulta molesto, especialmente cuando se corre el riesgo de sufrir una de sus dolorosas picaduras, algo que no dudan en hacer cuando se sienten amenazadas.

En estos casos, lo más recomendable es recurrir a una empresa especialista en control de plagas, quienes se encarguen de eliminar el avispero y a todos los individuos de la plaga de forma segura.

Hormigas

A diferencia de los dos casos anteriores, la presencia de hormigas no suele implicar un riesgo directo para la salud. Lo que sí es indiscutible, es que cuando la plaga crece, se hace cada vez más incómoda y sus individuos comienzan a aparecer por todos lados.

La principal medida a tomar para que desaparezca una plaga de hormigas es asegurarnos de que todos los alimentos que puedan atraerlas estén conservados en recipientes herméticos y lugares aislados de ellas. 

Además, es fundamental no dejar nunca restos de comida y extremar las medidas de limpieza. Solo así lograremos que la plaga se vaya y no vuelva a molestarnos.

Pulgas

Se trata de otra plaga que viene con la primavera y que además, en este caso, no solo afecta a humanos. Si tienes gatos o perros en casa es importante que aumentes su higiene y revises su pelaje para detectar la posible presencia de pulgas ocultas y tomar medidas para eliminarlas.

Pineda empresaLLAMAR 610 142 142