¿Cómo son las termitas de la madera seca? | Pineda Integrados

Las termitas de la madera seca son la segunda especie más común en España de este insecto xilófago, solo tras las termitas subterráneas.

Aunque ambas atacan y se alimentan de madera, existen diferencias notables en cuanto a su comportamiento, hábitats y señales que advierten de su presencia. A continuación, te explicamos cómo son las termitas de la madera seca y cuáles son las características que las diferencian de las subterráneas.

Termitas de la madera seca

Las termitas de la madera seca construyen sus nidos y viven en el interior de la propia madera, lo que hace difícil detectarlas. 

Su principal característica es su capacidad de atacar madera extremadamente seca, con un 5% o 6% de contenido de humedad. Pese a esto, son perfectamente capaces de extraer agua de la madera y no necesitan desplazarse para obtenerla.

Es habitual encontrarlas en entornos naturales y en espacios en los que se almacena gran cantidad de madera con fines comerciales (carpinterías, fábricas de muebles, etc.)

Las termitas de la madera seca se deshacen de sus heces haciendo agujeros a través de los que las expulsan al exterior. Estas heces tienen un aspecto similar al serrín, por lo que la principal señal que puede advertir de una infestación de esta plaga de termitas es la aparición de montículos de esta sustancia cerca de estructuras o muebles de madera.

En cuanto a su aspecto, la principal diferencia respecto a las subterráneas, es que las termitas de la madera seca tienen un cuerpo con forma más alargada.

¿En qué se diferencian de las subterráneas?

La subterránea es la especie de termita más común en edificios, donde ataca cualquier madera disponible en las proximidades. Sus colonias son mucho más numerosas que en el caso de la termita de madera seca y se instalan cerca de fuentes de humedad.

La alimentación de las termitas subterráneas consiste en tipos de madera más blanda que de las que se alimenta la de la madera seca.

Estas termitas atacan las estructuras y elementos de madera construyendo túneles de barro por los que se desplazan entre la tierra y la madera. Estos túneles, en realidad construidos con tierra, madera, saliva y heces; tienen la doble función de proteger contra la luz y llevar la humedad hasta la madera.

De este modo, la principal señal que advierte de la existencia de una plaga de termitas subterráneas es la presencia de barro proveniente de sus túneles.

Pineda empresaLLAMAR 610 142 142