La llegada del buen tiempo y de las altas temperaturas del verano viene, en muchos lugares, acompañada por la de los mosquitos y sus picaduras. Estos insectos invaden tanto las casas como los espacios exteriores por lo que, muchas veces son difíciles de evitar hagamos el plan que hagamos. Sus poblaciones, en entornos húmedos y calurosos, pueden crecer tanto hasta el punto de ser necesario un servicio de control de plagas

A menudo, se hace imprescindible usar diferentes métodos para repeler a los mosquitos, especialmente en los hogares, donde que su presencia puede hacerse insoportable y, en los dormitorios, llegar a no dejarnos dormir y alterar el sueño. También en exteriores, a veces es necesario aplicar un repelente de mosquitos para evitar que arruinen algunos de nuestros planes de verano.

 Que una persona sea más susceptible a las picaduras de los mosquitos que otra depende de varios factores, pero hay que saber que los mosquitos se guían por los olores y, especialmente, por el dióxido de carbono exhalado. Cuanto más dióxido de carbono se emita al respirar y más sustancias al sudar, más se atraerá a los mosquitos. Por eso, la mayor parte de las formas de ahuyentar a los mosquitos se basan en camuflar o bloquear los olores que los atraen.

Maneras de evitar las picaduras de mosquitos

Evitar el olor corporal. Los mosquitos se ven atraídos por olores de sustancias que nuestro cuerpo, mediante el sudor, expulsa a lo largo del día. Por tanto, una buena higiene constante evitará estos olores en nuestro cuerpo. También debemos evitar en la medida de posible los olores dulces de cremas, jabones, champús, desodorantes o perfumes.

Repelentes cutáneos. Se encuentran disponibles en distintos tipos de formato y evitan que los mosquitos se acerquen durante varias horas. Deben aplicarse siempre con precaución, evitando zonas sensibles de la cara y teniendo en cuenta el nivel de toxicidad.

Pulseras repelentes. También disponibles en colgantes y broches. De esta forma se evita aplicar el producto repelente directamente sobre la piel, aunque su punto negativo es que su área de efectividad está más localizada y limitada.

Mosquiteras. La instalación de mosquiteras en puertas y ventanas es uno de los métodos más efectivos para que los mosquitos no entren en interiores si queremos que éstas permanezcan abiertas, cosa que en verano frecuentemente se hace necesaria para refrescar las casas por la noche, que al mismo tiempo es el momento preferido del mosquito para actuar.

Ventiladores y corrientes de aire. Los mosquitos no pueden volar si hay aire, por lo que tener en funcionamiento un ventilador o crear corrientes de aire dentro de casa es un método infalible para evitar su presencia.

Velas o plantas aromáticas. Existen olores que no gustan nada a los mosquitos y que actúan como eficaces repelentes. Algunos son la citronela, el eucalipto, la salvia, el tomillo o la albahaca. Por tanto, colocando estas plantas o velas que reproduzcan sus olores mantendremos a los mosquitos alejados.

Evitar dejar fuentes de agua estancada. Los mosquitos se ven atraído por la humedad del agua estancada en recipientes, ya que es el hábitat en el que depositan sus larvas y se reproducen.

Como empresa de control de plagas sabemos lo molesta que puede ser la presencia de mosquitos. Por eso, tenemos claro que es fundamentar conocer y llevar a cabo diferentes métodos para ahuyentarlos. Con la serie de consejos que hemos descrito, esperamos que este verano puedas llegar a olvidarte completamente de ellos y puedas relajarte en casa sin estar pendiente de las picaduras y de ese famoso y temido zumbido.

Call Now ButtonLLAMAR 610 142 142